lunes, 4 de enero de 2010

Mejores lanzamientos de la década (Parte 4 de 4)

Sin más, ahí os dejo los que considero que son los cinco mejores lanzamientos de la década. Después de meditarlo durante varios días creo que he puesto lo mejor de lo mejor y supuestamente estoy de acuerdo con bastantes críticos musicales y páginas webs "especializadas".
Como de sobra que me he olvidado de muchos discos en las tres anteriores listas, y después de preguntarle a la gente, dentro de unos días cambiaré algunos álbumes (echar un vistazo en unos días), ya que me he olvidado de bandas como Bloc Party, Explosions In The Sky, Daft Punk o The Chemical Brothers (entre muchas otras). Me gustaría poder meter algo más de rap y discos de blues, pero no veo que nadie me proponga ningún álbum por ahora. Acepto sugerencias hasta el día ocho de este mes, que es cuando cambiaré la lista definitivamente.

Os preguntaréis por qué he puesto en puestos tan bajos a bandas que pegaron muy fuerte en los noventa. Pues ahí está la respuesta, porque pegaron fuerte en los noventa y no recientemente. Además ya he metido por medio algunos discos de bandas conocidas para intentar no defraudar a mucha gente, pero yo piensa que hay grupos que terminaron su carrera hace tiempo y otros que no merecen ser nombrados por las cagadas que han hecho últimamente.

Y... a continuación... el "Top 5":

5. PORCUPINE TREE - In Absentia

¿Por qué?:

Porque es probablemente el mejor disco de rock progresivo de la banda, porque la voz de Steve Wilson es perfecta, limpia y clara en todo el álbum, porque todos los miembros del grupo se influencian de una lista innumerable de estilos y sonidos (funk, metal, rock psicodélico, electrónica e incluso se puede llegar a hablar de música clásica o pop) y por si es poco, los interpretan todos a la perfección, porque es el primer disco con Gavin Harrison, uno de los mejores baterías actuales y por muchas razones más que podéis descubrir si lo escucháis al completo. Sin duda es un disco lleno de armonía, melancolía, oscuridad y enigmas.

Lo escogí porque mezcla todo lo que he dicho de forma limpia y sin llegar a un extremo que no sepas como catalogarlo. Es un álbum que no aburre porque cuenta con progresiones de todo tipo y se puede escuchar del tirón, quitando quizás las tres últimas canciones (si incluímos los Bonus), que pueden parecer un poco coñazo, pero que en realidad de coñazo no tienen nada.

Elegancia, progresión y originalidad.

Destaco: "Blackest Eyes", "Trains", "The Sound Of Muzak" y " The Creator Has A Mastertape".

4. RADIOHEAD - Kid A

¿Por qué?:

Porque es el disco por excelencia de "rock electrónico" de la década. Ya dejaron el podio alto en los noventa y Radiohead aterrizaron de nuevo a finales del año 2000, en el momento justo como para cambiar la dirección de muchos grupos en los años posteriores.

Es un disco experimental al completo, "optimista con pinceladas pesimistas", refiriéndome sobre todo a "Motion Picture Soundtrack" y "How To Disappear Completely", especialmente a esta última, que habla del bache en el que entraron después de conseguir reconocimientos en todo el mundo y pasar de ser "conocidillos" a ser un grupo de fama mundial, lo que les llevó a colapsarse creativamente. La canción surgió de una frase que salió de la boca de Michael Stipe como contestación a un "no puedo más" de Thom: "No estoy aquí, esto no está sucediendo.". Ambas canciones pueden llegar a dejarte K.O. si eres un poco sensible.

Un disco oscuro y bastante novedoso en su tiempo, lleno de electrónica, experimentación y sintetizadores. Marca otra etapa en Radiohead, lejos se quedó ya el "Pablo Honey", ahora ya no son las guitarras distorsionadas las que cobran el protagonismo, son los ordenadores.

Fue una buena muestra de que el lenguaje de la electrónica es bien asimilado.

Destaco: "Everything In It's Right Place", "The National Anthem", "In Limbo" y "Idioteque".

3. OPETH - Blackwater Park

¿Por qué?:

Porque es el álbum que mejor define a Opeth, desde mi punto de vista. Es un álbum oscuro, algo característico en el grupo, con baladas limpias, canciones tristes e intensas. Otro compañero de la progresión en la lista junto a "In Absentia" (curiosamente este álbum fue producido por Steve Wilson, vocalista de Porcupine Tree).


No he podido escoger otro disco que realzara mejor las características de la banda. Aquí se muestran todos los registros vocales de Mikael, su voz gutural aguda y grave, su dulce voz en las baladas y los pasajes melódicos de sus largas canciones (recalcando, claramente, la canción homónima).

Los fans de Opeth no suelen ser unos "metalhead's", suelen ser amantes de la música y gente con la mente bastante abierta, con gustos que mucha gente define como "raros, gente que escucha blues y jazz en muchas ocasiones. No esperes encontrar agrado en el disco si eres un forofo del indie o música comercial. Afínate los oídos antes de escucharlos, porque si no eres capaz de tragarte el disco entero es porque no te gustan directamente, porque Opeth o encantan o son odiados.

Melodías depresivas, jazz, death metal, blues y potencia instrumental.

Si no te gusta el disco por su dureza siempre puedes darle un repaso al "Damnation", el cual es completamente melódico, sin un growl por medio.

Destaco: "Harvest", "The Drapery Falls", "Patterns In The Ivy" y "Blackwater Park".

2. MUSE - Origin Of Symmetry

¿Por qué?:

Fue el segundo álbum de Muse, el cual los alzó en lo más alto. Mathew Bellamy dió 11 razones en formato de canción para afirmar que es uno de los mejores vocalistas y guitarristas de la década. Es comparado con Jeff Buckley (el mismo vocalista de 4 octavas) y está divinizado por sus riffs pegadizos, duros, sus solos y su impecable elegancia y profesionalidad al piano, y con razón.

Este disco bebe tanto del rock progresivo como del metal (se puede hablar hasta de un nu metal "progresivizado") y de la electrónica. Está considerado uno de los 100 mejores discos de la historia de la música por su originalidad y la utilización de los instrumentos (se llega a utilizar un órgano de Iglesia en Megalomania).

Muse son queridos por todo el mundo y no tengo por qué dar muchas explicaciones. Gustan a gente con estilos alejadísimos, es un grupo que pega fuerte y que está de moda, pero no por eso está en esta lista.

Letras placenteras e inocentes, voz brutalmente afilada, riffs pesados y pegadizos. Es curioso ver a Matt cantando a las mariposas inocentemente y posteriormente escuchar un órgano que parece estar sacado de una película de terror. Una mezcla modernizada entre Queen, Jeff Buckley y Radiohead con rock pesado, opera y música de película, fantasía y emociones. Un álbum placentero para todos los sentidos, que te incita a escuchar más, a cantar, a gritar.

Una pieza clave para la música de todos los tiempos, el clásico convertido en moderno, la evolución musical y la calidad en todos los aspectos, un disco de diez sobre diez.

Aunque Muse hayan perdido mucho con el tiempo a la hora de escribir y componer han dejado un legado importante, y al fin y al cabo siguen tocando en sus directos los clásicos igual que antes, aunque se hayan convertido en un producto un tanto pijo de la sociedad musical... La voz de Bellamy hace que, a pesar de todo, sigamos queriendo al grupo y apreciando sus nuevas obras.

Destaco: "New Born", "Bliss", "Plug In Baby", "Citzen Erased" y "Feeling Good".

1. MACHINE HEAD - The Blackening

¿Por qué?

El disco de los discos dentro de su estilo. Me ha resultado un poco difícil hacer el podio de esta forma, pero me he decantando por "The Blackening" sencillamente porque fue el paso decisivo de Machine Head hacia el trono del metal, lo que les hizo cambiar y decirle a la gente que pueden hacer música que no sea catalogada como "nu metal" cuando realmente es groove. Un grupo que ha luchado contra las críticas, que ha sido reconocido como "de lo mejorcito" en directo, que ha estado de gira durante casi dos años y medio sin parar ni para respirar, que a pesar de los problemas médicos de su guitarrista (Phil Demmel) han seguido hacia adelante y a por todas.

Es su mejor obra, ocho canciones y dos versiones ("Battery" de Metallica y "Hallowed Be Thy Name" de Iron Maiden). El disco es redondo, pulido plenamente, lleno de odio y de críticas coherentes hacia las sectas presentes en la sociedad, la Iglesia sobre todo, la política y la guerra de Iraq, lo demuestran en temas como "Halo", "Clenching The Fists Of Dissent" y "A Farewell To Arms". También hablan sobre los lavados de cerebro que recibe la gente, sobre el amor, el odio... Y hay una mención especial que debe ser nombrada, en el tema "Aesthetics Of Hate" se responde un artículo escrito por William Grim, en el cual alaba al asesino del guitarrista Dimebag Darrell. Dijo de el que era "un ignorante, bárbaro y un poseedor sin talento de una guitarra que se parece más a un simio que a un humano y es parte de una generación que ha confundido un escupitajo con arte e involuntariamente refleja acciones emotivas". Flynn contestó en la pagina oficial de Machine Head diciendo lo siguiente: "¿Qué sabrás tú del amor o de principios? Todo lo que sabes es enseñar prejuicios, y tu corazón es tan negro como el de los repugnantes e ignorantes fans del metal que mencionas en tus enrevesados y ficticios pensamientos. Es la gente como tú la que tiene la culpa de que exista gente como Nathan Gale en este mundo, y no Dimebags y músicos de metal que trabajan para unir al mundo a través de la música".

En "A Thousand Lies" se alude a la Guerra del Golfo, "Now I Lay Thee Down" cuenta una historia de amor al estilo de Romeo y Julieta y temas como "Slanderous" son los que presentan ese odio existencial hacia la sociedad.

Los primeros minutos del disco recuerdan lejanamente a "Descend The Shades Of Night" con esa parte acústica que prosigue con un "ostiazo" de thrash metal rollo "vieja escuela".

Recibió más ventas este disco en dos semanas que el "Through the Ashes of Empires" (uno de sus discos clave) en tres años, y eso a pesar de ser filtrado en Internet dos semanas antes de su lanzamiento, estuvo entre el Top 10 y 55 de discos más importantes en todo el mundo durante la salida del mismo, fue comparado con el "...And Justice For All" de Metallica en calidad y tuvo puntuaciones de sobresaliente en varios portales de la Red y revistas especialidadas.

Por su variedad de temática, sus melodías pulidas, sus críticas directas hacia temas peliagudos en estos tiempos, la fuerza del grupo en todo el disco, sus "baladas agresivas" y por todo el disco en conjunto, es alzado número uno.

Destaco: "Clenching The Fists Of Dissent", "Aesthetics Of Hate", "Halo" y "A Farewell To Arms".

1 comentario:

  1. Buena lista. No estoy de acuerdo en gran parte de los elegidos, pero siendo una lista, y especialmente una de música, es casi impensable conseguir que casi nadie se encuentre de acuerdo. Aún asi la entiendo como buena porque he visto bastante variedad de géneros y entiendo que las ausencias lógicas lo serán por no haberlos conocido. Y así aprovecho para mentar TRY! del John Mayer Trio, que para mí habría podido entrar perfectamente en la lista, y cuya escucha recomiendo encarecidamente, y a ver si le hacéis un análisis o algo así, que no estaría mal escuchar opiniones ajenas!

    ResponderEliminar