lunes, 5 de octubre de 2009

Margaret Priebe, la competencia a Owen Brown

Imagen
Hace no mucho tiempo publicaba en este blog una noticia bastante curiosa, trataba sobre un anciano de 82 años del Reino Unido (Owen Brown) el cual dedicaba su tiempo a escuchar bandas de hard rock y metal como Saxon, Iron Maiden, Black Sabbath o Led Zeppelin. Algo bastante llamativo para una persona octogenaria a la cual cualquier persona asociaría casi cualquier estilo de música menos este. Por una parte es un gesto genial de su persona, ya que todavía hay gente que asocia el metal y rock con jóvenes, satánicos y personas rebeldes, incluso delicuentes (sí, en pleno siglo XXI).

Pues a pesar de que esta noticia haya sido bastante "impactante" en esta nuestra sociedad, ahora nos topamos con algo similar, o incluso más "impactante". Es la historia de una una mujer llamada Margaret Priebe, de nada más y nada menos que 85 años, tres más que el "abuelito" Owen. Esta señora no ha tenido reparo ninguno, a su edad, en decir que es una gran fan de Metallica y que escucha muchas otras bandas como Judas Priest o Ozzy. Además de todo esto, puede ser elogiada por su fuerza de voluntad, ya que ha sobrevivido a un cáncer. Lo anecdótico de esta historia es que ella misma declaró que gracias su reproductor mp3 y la música de los grupos ya citados (sobre todo gracias a Metallica) pudo afrontar la enfermedad con mucha más fuerza.

El pasado día 3 de octubre, la ya apodada "The Metalhead Mama" fue invitada por la propia banda a pasar un rato con ellos antes del concierto en St. Petersburg. Los miembros de Metallica cumplieron uno de los sueños de la grande anciana, y probablemente sigan sorprendidos por tener a una fan con semejante edad. Además, le dedicaron posteriormente el tema "Nothing Else Matters".

Y esto, sirve de lección para mucha gente en realidad, porque muchísimas personas de todo el mundo piensan que los estilos de música tienen edad y género, y no es así, aunque a veces lo parezca. Seguro que todavía hay muchos ancianos esparcidos por diferentes lugares de nuestro planeta que escuchen rock, metal o cualquier otro estilo musical de esos "tabú". Además de esta "moraleja", se puede demostrar que el metal, en este caso, no lo escuchan solo hombres con melena, que se sitúan entre la adolescencia y los cuarenta y pico, si no también mujeres, las cuales siempre han sido notablemente apartadas de la sociedad, no sólo en la música, si no en casi todo. Y, además, también se puede casi con total libertad que... ¡la música es terapéutica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario