viernes, 3 de julio de 2009

El accidente de James Hetfield

James Hetfield ha sufrido numerosos accidentes durante las presentaciones en vivo de su grupo "Metallica" y fuera de ellas. En 1987, durante un período de descanso del grupo, James se cayó en una piscina vacía. Como consecuencia del accidente, se partió un brazo y tardó tres meses en recuperarse. En 1994 sufrió otro accidente mientras estaba cazando y le tuvieron que poner 40 puntos en la cabeza y tuvo que cortarse su larga melena a la fuerza. Pero quizá el accidente más conocido fue aquel que sufrió durante el concierto conjunto de "Guns N' Roses" y "Metallica" en 1992, en el Estadio Olímpico de Montreal. Durante la interpretación de la canción "Fade to Black", Hetfield se paró muy cerca de una torre de pirotécnia en el momento en que ésta se encendía. Ello ocasionó que sufriera quemaduras de segundo y tercer grado en su brazo izquierdo y su cara, obligándole a continuar la gira sin poder tocar la guitarra. A pesar de lo ocurrido, continuó cantando gracias al apoyo del guitarrista John Marshall de la agrupación "Metal Church", quien se encargó de cubrir la guitarra rítmica. Una vez recuperado del accidente, Hetfield decidió tatuar el brazo afectado por la quemadura, para disimular las cicatrizes, con un dibujo de cuatro naipes en llamas que representan la fecha de su nacimiento: 1963.



En el vídeo se puede apreciar el momento del accidente, y posteriormente a Hetfield cantando "Nothing Else Matters" con el brazo vendado por las quemaduras y sin poder tocar la guitarra.

Fuente: http://anecdotariodelrock.blogspot.com/